Aunque es navarra de nacimiento, Beatriz Zudaire (Pamplona 2000) es alavesa deportivamente hablando. Su enorme progresión en el baloncesto en silla de ruedas con solo 17 años, se lo debe al club Zuzenak con el que juega actualmente en la Primera División de la liga nacional. Todo empezó con un campus de verano y con una progresión veloz, fue convocada con la selección española para disputar el Europeo B y tras quedar campeonas jugó el Europeo absoluto logrando una meritoria quinta plaza que les dio el pasaporte para el mundial, algo que no alcanzaba la selección femenina desde hacía 24 años.

Acostumbrada a ser la benjamina en la selección, también es una de las jugadoras más jovenes de su club, lo que no le ha impedido ganarse la confianza de su entrenador Aitor Iturricastillo para convertirse este año en capitana junto con su compañero Martín Pérez.

Esta experta nadadora, con varios campeonatos de España ya a sus espaldas vive un idilio con el deporte de la canasta, un sueño desde que vibraba con su Basquet navarra y con su hermano, uno de sus grandes apoyos.

Su enfermedad degenerativa que le debilita su tren inferior sin demasiados datos de la progresión le obliga a vivir el presente con intensidad. Buena estudiante, medita ya su futuro académico y casi decidido, se decantará por la psicología.