El Garlan Eharialdea afronta su segundo “match ball” en Basauri

El Garlan Eharialdea afronta su segundo “match ball” en Basauri

A cara o cruz, llega su segundo match ball para el Ehari. Después de solventar con nota su primer partido a vida o muerte, toca el más difícil todavía, enfrentarse a otro equipo, al que mirarse a la cara, y en ese duelo solo puede quedar uno.
El domingo, se va a ver un enfrentamiento entre el Garlan y el Basauri, en el que solo les separa un punto favorable a las alavesas y la que se lleve la victoria, llegara a la última jornada con todas las opciones de poder salvarse, por contra la que caiga derrotada, habrá descendido matemáticamente.
Es verdad que en la primera vuelta las chicas de Ali, dieron buena cuenta de las vizcaínas venciéndolas por 29-19 favorable a las alavesas, pero el Basauri ha cambiado mucho desde aquel partido, y en su feudo se transforma en otro equipo. Las alavesas tienen que salir más concentradas que nunca porque este partido es una auténtica final y requiere de toda la intensidad y cabeza fría del mundo.
El Basauri, ha derrotado en su casa a Lagunak, Camargo, y ha empatado con San Adrian, por el contrario, fuera de su feudo contabiliza todo por derrotas por lo que está claro, que sube enteros jugando del local.
El Eharialdea, tiene que salir al partido con las ideas claras, tanto en defensa como en ataque. El equipo alavés tiene que salir con la conciencia de que toda opción de victoria, tiene que pasar por crear un bloque fuerte en defensa que contrarreste el juego físico de 1×1 que usa el Basauri. El equipo vizcaíno basa todo su juego, en unas laterales y central muy penetradores, con una pivote de gran corpulencia que cuando bloquea es casi imposible superar, a parte que todo balón que recibe es ocasión clara de gol o penalti. La primera línea aprovechan esos movimientos de la pivote para hacer daño. Así pues las alavesas tienen que controlar a la pivote que no reciba y parar esa primera línea con ayudas e intensidad. Y si el equipo alavés sale con el mono de obra para trabajar atrás y sufrir, tendrá ganado mucho en ese partido.
Una de las fortalezas del Basauri, es el bloque 6-0, con gente potente y que hacen pocas concesiones, utilizan mucha intensidad atrás. Las gasteiztarras tienen que seguir en ataque la dinámica del último partido, donde el equipo tuvo una labor coral jugando, pasando el balón por todas las jugadoras de ataque, fijando e imprimiendo velocidad al balón, para poder crear huecos y romper la defensa del Basauri.
Si es poco aliciente la importancia que tiene el partido. Se prevé el pabellón lleno de gente, con un gran ambiente, puesto que el club vizcaíno ha puesto antes el partido de 2º división masculina del Basauri contra Legazpi, y continuación la Gran final entre el Garlan y el Basauri, por lo que se prevé que el pabellón este a tope. Pero no estarán solas las chicas de Gasteiz, puesto que se desplazaran numerosos aficionados desde Gasteiz para arropar a las vitorianas y que no se sientan solas, en este vital partido, que es la clave para seguir soñando con la continuidad otro año, de las alavesas en la categoría de plata del balonmano estatal.

Fuente: C.B.F Eharialdea

By | 2017-12-27T11:40:07+00:00 12/03/2015 |Balonmano/Eskubaloia|Comentarios desactivados en El Garlan Eharialdea afronta su segundo “match ball” en Basauri