Kutxabank Araski se queda a un paso de superar al Valencia Basket

Las vitorianas fueron capaces de remontar una desventaja de 18 puntos y tuvieron bola de partido.

Kutxabank Araski y Valencia Basket protagonizaron un duelo vibrante en el polideportivo Mendizorroza. A falta de público, ambos equipos se encargaron de ponerle toda la pasión a un choque que de inicio pintaba complicado para las locales. Tras el 5-4 inicial, el vuelco en el marcador, ante la falta de acierto vitoriana y la superioridad reboteadora supuso el filón propicio para amasar una renta que llegó a los 18 puntos en el arranque del segundo cuarto (11-29, minuto 12). Nadie se podría imaginar que todo cambiaría a raíz de un tiempo muerto y de la metamorfosis que experimentó el conjunto de Urieta. Dos acciones de Joy Adams, los puntos de Asurmendi y, de nuevo, el recital de una inmensa Laura Quevedo, marcaron el paso en un inicio de querer enmendar la plana y reconvertir el partido. Al descanso, la reacción ya estaba en marcha (28-36).
Una gran salida de vestuarios, con una labor defensiva encomiable, parapetó el ataque valenciano, donde una gran Cristina Ouviña, con 18 puntos, tiró de las suyas. Araski se fue acercando con firmeza, hasta rozar el objetivo poniéndose a tan solo un punto (37-38), después de un parcial 26-9. No se llegó a poner por delante, y la lituana Juskaite acertó con dos triples que fueron oro puro al cierre del tercer período (38-46).

La vitorianas iban directas a tocar la gloria, a vencer al todopoderoso y lo tuvieron en su mano. Meritorias anticipaciones de Tamara Seda en defensa, descomunales entradas a canasta en uno contra uno de Laura Quevedo, todo para volver a estar muy cerca (50-52, minuto 37). La alemana Gulich erró un tiro a media distancia, y Araski acariciaba una posibilidad de bola y set de partido, pero una mala decisión ofensiva con pérdida y una falta antideportiva de María Asurmendi pusieron el listón demasiado alto. Ouviña sentención desde el tiro libre.
Las vitorianas suman su séptima derrota. El domingo tienen un partido a vida o muerte en Bembibre, ante un necesitado Embutidos Pajariel que ha vuelto a hacerse con los servicios de la base venezolana, Roselis Silva.

Kutxabank Araski
Asurmendi 8, Pardo 5, Cruz 11, Adams 6, Seda 9 -quinteto inicial
García 1, Molinuevo, Quevedo 16, Pérez 1

Valencia Basket
Ouviña 18, Allen 5, Casas 4, Carrera 7, Gil 7 -quinteto inicial
Romero, Juskaite 6, Trahan Davis 7, Gulich 6

Parciales: 11-25, 17-11, 10-10, 19-14 (57-60 final)
Árbitros: Antonio Sacristán, María Ángeles García, Daniel Cervantes

Fuente: Redacción DXTFEM
Foto: FEB

By | 2020-11-20T13:17:43+00:00 20/11/2020 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

tres × dos =