Laura Quevedo guía a Rpk Araski a la final de la Euskal Kopa

Laura Quevedo guía a Rpk Araski a la final de la Euskal Kopa

El equipo vitoriano dedicó la victoria a su compañera Izaskun García. La base vizcaína se ausentó de la semifinal por el fallecimiento de su abuela.

No fue el mejor partido de Rpk Araski. Probablemente el peor de la pretemporada. Pero la calidad, el talento individual y el carácter, fueron condicionantes para decantar el choque hacia el bando vitoriano. Y eso que GDKO Ibaizabal hizo méritos para llevarse la victoria. Marcó el ritmo, fue mejor en el rebote, dominó en la pintura y superó a Araski en muchas fases del choque. Con Ferris como jugadora destacada, el trabajo de sus bases, Villegas en especial, no dejaron que Asurmendi mandara como sabe y le gusta. Tras un primer cuarto equilibrado (15-14), la alero Laura Quevedo tomó la responsabilidad anotadora ante el atasco de su equipo que no movía el balón con fluidez. La madrileña fue la máxima anotadora con 20 puntos. Urieta ya había dado minutos a las canteranas Izar Bedia y la jovencísima Sonia Pereda. Se guardaba el as en la manga de Arrate Agirre, invitada circunstancial por la baja de Izaskun. Una de las protagonistas del ascenso a Liga Femenina, que por decisión propia ha decidido jugar en el Primera Nacional, dejó su impronta. Nunca deja indiferente. Apretó en defensa, dio descanso a Asurmendi que volvió a pista para anotar un triple y poner la máxima diferencia 31-22, reducida por tres tiros libres de Miscenko antes del descanso (31-25).
En un mal tercer cuarto con inicio arrolador de Ibaizabal y un parcial 5-16, Quevedo parecía la única amenaza en ataque. Agirre salía al rescate, con dos triples, dirigiendo, mandando en pista, para colocar las cosas en su sitio y poner a su equipo por delante (47-45).
Irregular, con hasta 17 pérdidas, desactivadas Seda y Pardo, y con Carrera sufriendo mucho en la pintura, el partido llego igualado a los ultimos instantes. Con 49-51, Ibaizabal se desinfló. En dos minutos de actividad máxima y algo de fortuna, Araski engrasó su maquinaria. Un triple de Asurmendi, 5 rebotes ofensivos de Van Den Adel y otro triple, dos rebotes de Seda, un robo de Agirre. Los astros se alinearon, para sumar el triunfo por 60-52 y plantarse en la tercera final consecutiva de la Euskal Kopa. Y será de nuevo ante Lointek Gernika. La historia se repite.

Rpk Araski
Asurmendi 9, Quevedo 20, Pardo, Pérez 5, Seda 4 -quinteto inicial
Molinuevo 3, Van Den Adel 3, Bedia 3, Carrera 5, Pereda, Agirre 9

GDKO Ibaizabal
Ferris 15, Sáez 5, Miscenko 6, Kosklmles 9, Arrien -quinteto inicial
Iruskleta, Aizpurua 2, Ndeye 5, Arroyo 3, Villegas 7

Parciales: 15-14, 13-8 (28-22 descanso), 19-23, 13-7 (60-52 final)

By | 2019-09-20T22:49:04+00:00 20/09/2019 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

cinco × 4 =