La magia de Rosó Buch lleva al Lointek Gernika a su primera final (68-62)

Tras un partido marcado por la igualdad y en el que cualquier equipo pudo ganar, el Lointek Gernika terminó por imponer la calidad en ataque de la dupla Buch-Roundtree para certificar el pase a una final en la que lucharán por el que podría llegar a ser el primer título de su historia. Todo ello tras anular desde la defensa a un Valencia Basket que llegó a tener el partido en su mano y que se quedó a las puertas pese al buen partido de Laura Gil.
16-15 | 11-12 | 15-16 | 14-13| Prórroga 1: 12-6 | Prórroga 2: -Ver la estadística completa Cuartos
Lointek Gernika 68 62 Valencia Basket Resultado
Rosó Buch 20 14 Laura Gil Máx. Anotadores
Nogaye Lo 8 8 Raquel Carrera Máx. Reboteadores
PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Fue Lointek Gernika quien logró conquistar el primer billete a la final de la Supercopa LF Endesa, pero bien pudo haber sido el Valencia Basket ya que ambos conjuntos disputaron uno de esos encuentros marcados por la más absoluta igualdad y en el que tan sólo los pequeños detalles fueron capaces de decidir tras 40 minutos.

ENLACE: Estadísticas del partido – Galería de fotos de las semifinales

Lointek Gernika vs Valencia Basket (68-62)

No fue el partido más bello en cuanto a juego, pero si uno de los más vibrantes a la hora de poder dar comienzo a una campaña en la que el Lointek Gernika fue capaz de confirmar su pase a la Final de la Supercopa LF Endesa.

De la energía de las recién llegadas a la reacción local (16-15)

Llamada a ser una de las jugadoras importantes de la temporada en la pintura taronja, la interior Raquel Carrera pareció tener prisa por confirmar sensaciones con un primer minuto de juego en el que se autoproclamó como la primera protagonista de la noche. Porque con un potente salto inicial, una buena acción defensiva, un rebote ofensivo y dos canastas avalaron un prometedor inicio para su Valencia Basket(0-5). No había empezado especialmente fino en el tiro el Lointek Gernika y el conjunto visitante supo aprovechar la situación a través de la buena circulación de balón de una Cristina Ouviña que debutaba con una dosis extra de energía. Habían transcurrido casi cuatro minutos y el marcador del equipo vasco seguía a 0 lo que llevó a Mario López a solicitar un tiempo muerto con el que corregir imprecisiones (0-8). Una arenga que no tardó en dar los primeros frutos, pero no fue hasta el momento de la primera canasta cuando su equipo pudo ver las cosas con un mayor optimismo. Especialmente cuando Roundtree logró tres canastas consecutivas con las que reducir diferencias (9-14) antes de que Milica Ivanovic logrará sobre la bocina un triple de esos que suelen llevar consigo una importante carga moral (16-15).

El primer duelo de estilos termina en tablas (11-12)

Con un guión muy similar al del inicio del partido, el segundo cuarto comenzó con un Valencia Basket algo más intenso en defensa para alejar del aro a un Lointek Gernika de nuevo errático en el tiro. Así lograron recuperar inicialmente el mando las valencianas pero, como no podía ser de otro modo, tuvo que ser Margaret Roundtree quien igualara de nuevo el luminoso con un certero triple frontal (19-19). Y no iba a ser por los numerosos intentos del cuadro valenciano por imponer su estilo de juego a través de soberbias conexiones ofensivas, pero el Lointek Gernika iba a ser capaz de encontrar siempre una respuesta a todos y cada uno de sus órdagos (25-23). Porque el duelo de estilos ofensivos no terminaba de dar los frutos deseados para uno y otro equipo mandando el encuentro a los vestuarios en tablas. Eso sí, en el caso de las valencianas con la baja de una Raquel Carrera que debía retirarse por lesión (27-27).

Las defensas dejan todo por decidir para el último cuarto (15-16)

Le había servido a ambos equipos a primera parte para comprender que el billete a la final iba a pasar por un incremento de la actividad defensiva. Un mensaje que los dos equipos no solo entendieron,sino que también ejemplificaron sobre el parqué del Bilbao Arena. De este modo, las posesiones se alargaban y el camino al aro cada vez resultaba más costoso obligando a los principales referentes ofensivas a tirar de talento. Eso sí, todo ello sin dejar de mantenerse fieles a esa igualdad que una vez más llevó a Lointek Gernika a tomar una pequeña renta (40-36) que no tardó en esfumarse. Porque el ímpetu del Valencia Basket volvió a aflorar en los últimos minutos de un cuarto en el que el cansancio comenzaba a pasar factura a ambos lados de la pista (42-43).

¿40 minutos de igualdad? ¡Que sean 45! (14-13)

Había llegado el momento de las valientes. De las jugadoras llamadas a ser importantes. De esas que, pese al temprano momento de la temporada, iban a tener que desempolvar toda su magia para poder buscar el billete a la final. Un mensaje que pareció entender mejor que nadie una Rosó Buch dispuesta a convertirse en la particular heroína de su equipo poniendo lo mejor de sí. Con su empuje, las locales parecía apuntar a la victoria a falta de tan solo unos minutos, pero Valencia Basket no había dicho aún su última palabra y así se lo hizo saber Laura Gil. Porque fue precisamente una canasta de la murciana a falta de algo menos de un minuto la que logró poder a las suyas en el buen camino. Y bien pudo cerrar el partido el conjunto taronja a falta de 10 segundos, pero unos pasos entregaron a Lointek un último cartucho que las de Mario López aprovecharon a medias. Porque los dos tiros libres de Rosó Buch dejaban el pase a espesas del 4.60. Sólo uno entró y el partido se marchó a la prórroga (56-56).

Y a la enésima… dominó Rosó Buch (12-6)

Con cinco minutos por delante, el apoyo del público en las gradas y un jugoso premio en el horizonte, el Lointek Gernika no tardó el poder celebrar el primer gran éxito de su historia. Todo ello gracias al poderío de una Rosó Buch que se adueñó del tempo de partido para decidir a favor de las suyas. Lointek Gernika celebraba merecidamente (68-62).

Fuente: FEB

By | 2020-09-12T21:27:05+00:00 12/09/2020 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

veinte + 18 =