Lointek Gernika Bizkaia 83 – TSMOKI MINSK 56, a dieciseisavos por la puerta grande

¡Clasificadas para dieciseisavos de final de la EuroCup! Un nuevo reto conseguido. Se sigue haciendo historia. Y además del qué, importantísimo el cómo. Tras un primer cuarto en el que el Minsk aguantaba el tipo, el segundo cuarto fue un auténtico recital ofensivo con una Naiara Díez pletórica, Arrojo entregada y Lo resolutiva. Pero aún más destacable el trabajo coral que permitió asestar un parcial de 24-9 que medio tumbó al equipo bielorruso. Intentó el Minsk forzar sus opciones a base de triples en el tercer parcial pero Milic bailó en la zona a Chidom y Hasper, lo máximo que se acercó el Minsk fue a 9 puntos (44-35) y espoleadas por Maloste, las gernikarras hicieron que la diferencia fue creciendo a la veintena para tener un plácido final. El próximo rival el conjunto húngaro del KSC Szekszard. La ida será en Maloste el 22 de enero a las 20 horas y la vuelta en tierras magiares el 29 de enero.

TENSIÓN Y DEFENSA (18-18)
El pase de la eliminatoria en juego, las espadas en todo lo alto y la Marea Granate llenando Maloste. El coctel de las grandes noches en Gernika. Dos juegos antagónicos y la clave era ver quién de los dos equipos imponía su ritmo de partido. Al comienzo las defensas se impusieron a los ataques con claridad, las muñecas estaban agarrotadas. Cada entrenador movía sus cartas en busca de la mejor opción. Mario buscaba continuamente las conexiones entre sus pívots con unas Belén Arrojo y Nina Milic muy activas. Por parte bielorrusa, Hasper y un Murauskaya, 10 puntos al descanso, respondían con más tesón que calidad. Un punto arriba, uno abajo. Así todo el primer cuarto hasta que un lanzamiento de Naiara Díez igualó el luminoso. Era una partida de cartas de 40 minutos y en 10 minutos no se puede ganar.

CAPITANA A LA CABEZA (42-27)
El Lointek Gernika Bizkaia salió al segundo periodo con las ideas más claras. Esa inercia positiva se corroboró con el parcial de 7-0 en los primeros 3 minutos. Todo el equipo estaba enchufado, el plan estaba claro y todas se pusieron el mono de trabajo. El TSMOKI Minsk alternaba diferentes situaciones en defensa, tanto individual como zonal, pero nada le surgía efecto. Las gernikarras se armaban de paciencia para encontrar siempre la mejor opción. Ante la defensa zonal las exteriores surtían a las interiores para canastas sencillas y viceversa desde. Todas a una. Mario López, vista la importancia del choque, apostó por la vieja guardia con la capitana Naiara a la cabeza. No le pudo salir mejor, 10 puntos y 2 triples para la de Altsasu. Su conexión con Nogaye Lo abrió la brecha en el marcador con un parcial de 12-0. Máxima renta de 17 puntos, 40-23 en el minuto 17, que no pudo para el entrenador bielorruso, a pesar de los tiempos muertos solicitados. A mitad de la partida, las cartas no podían ser mejores.

MILIC AL RESCATE (67-46)
20 minutos para la gloria. El TSMOKI Minsk, sin embargo, no había dicho su última palabra. El entrenador bielorruso puso toda la carne en el asador a sabiendas de la importancia de los primeros instantes en la reanudación. Hasper puso el miedo en el cuerpo al graderío de Maloste, pero le duró poco la alegría ya que se tuvo que ir al banquillo al cometer su tercera falta. Su testigo lo cogieron Chidom y Murauskaya forzando el tiempo muerto de un Mario López que no quería sorpresas. El Lointek Gernika igualó la apuesta ofensiva de las visitantes con un triple de Blake Dietrick. En ese momento comenzó la exhibición de una Nina Milic que asumió responsabilidades con 12 puntos en el tercer cuarto. El entrenador gernikarra, una vez superado el susto, pidió calma y tranquilidad para gestionar la renta. El objetivo estaba cada paso más cerca.

UN CAPÍTULO MÁS EN LA HISTORIA (83-56)
El último cuarto no fue más que un mero trámite ya que las visitantes habían bajado los brazos ante la imposibilidad de bajar la renta en el marcador. De hecho, no hubo ninguna canasta en los primeros 3 minutos de partido. A veces los números hablan por si solos. Mario aprovechó para repartir tanto minutos, hasta a la canterana Marta Alberdi, como ovaciones ante una incansable y fiel Marea Granate. A dieciseisavos de la EuroCup por la puerta grande. Se había hecho historia, dos veces en menos de una semana. Este equipo no tiene límites.

Fuente: Lointek Gernika

By | 2020-01-10T12:10:34+00:00 10/01/2020 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

diecinueve − 18 =