Volver a Maloste y volver a ganar, en este caso ante el IDK Gipuzkoa por 76-55. Victoria que sirve a las de MArio López para seguir pensando en la Copa. Fue poner fin a una racha de tres derrotas consecutivas, dos en liga y una en europa. La victoria vizcaína les permite seguir pensando en clave copera, aunque eso sí, no tienen margen de error.

Enfrente un IDK que notó la baja de Iulene Olabarria y que pese a este bache de resultados que atraviesa ahora sigue manteniendo sus opciones de jugar el torneo copero gracias a su fenomenal arranque de temporada. EL derbi siempre lo controló el cuadro gernikarra, que venció desde el primer cuarto y ya para el descanso aventajaba a las donostiarras en nueve puntos. Logró el Gernika mantener la concentración y la intensidad durante el tercer cuarto y no dio opciones a que su oponente se le acercara en el luminoso. Así la ventaja fue aumentado hasta llegar al marcador final.