Otra victoria del Lointek Gernika en menos de 48 horas

El Lointek Gernika Bizkaia no conoce el significado del cansancio. Nueva victoria para las jugadoras de Mario López en menos de 48 horas. El lugar y el horario eran el mismo, no en cambio, el rival y la competición. Es lo mismo. Las gernikarras vencieron por ajustado 76-71 a un peleón Femení Sant Adriá encabezado por Simmons y Laura Peña. Las incansables piernas de Blake Dietrick y el esfuerzo de Naiara Diéz junto con la velocidad de Itzi Ariztimuño formaron el cóctel con el que brindó la afición de Maloste de cara a los Reyes Magos.

ESTRENO POR TODO LO ALTO (23-17)
24 horas después. Mismo escenario, Maloste. Pero distinto rival, Femení Sant Adriá. Había dos partidos en juego sobre la cancha, cabía dilucidar si el Lointek Gernika Bizkaia iba a pagar el esfuerzo del día anterior. El primer parcial lila así lo demostró a través de una Simmons imparable desde la larga distancia con dos triples. A su par se puso la jugadora que le nutría de balón, Laura Peña. La base catalana dió un paso al frente ante los problemas de faltas de una Coulibaly desaparecida en la primera parte. Las de Mario López lo encontraban sensaciones positivas, tan solo la única con piernas frescas con la elástica granate: Kamile Nacickaite. La reciente fichaje del equipo de la Villa Foral hizo su estreno a lo grande en Maloste con 10 puntos. Tras el tiempo muerto local, las gernikarras dieron un paso adelante logrando canastas fáciles mediante contraataques.

EL CORRECAMINOS (42-34)
Gloria Estopa la entrenadora catalana planteó una zona muy activa que le costó leer a las locales. Por lo menos no llovía sobre mojado ya que las gernikarras ajustaron correctamente sobre Peña y Simmons, las máximas anotadoras catalanas. Cada rebote en ambos aros era una auténtica lucha sin cuartel, hicieron mucho daño en el rebote ofensivo. Tiempo muerto solicitado por Mario López que no veía el partido nada claro y tampoco convenía un final apretado con las fuerza tan justas. Una canasta de lado a lado de Itzi Ariztimuño sobre la bocina cerró el segundo cuarto. El correcaminos. Mec mec.

DERRIBAR EL MURO (62-56)
A pesar de pasar por los vestuarios, Simmons siguió con la muñeca caliente. Otro triple para la escolta americana, que fue un auténtico quebradero de cabeza. Pero Blake Dietrick no entiende de cansancio, asumió la responsabilidad de parar a Simmons. Y lo consiguió. Mientras tanto Berezhynska y Gwathmey dieron un paso al frente en la anotación encontrando los huecos en el muro catalán. Las torres de la muralla lila, Coulibaly y Keita, estuvieron muy bien defendidas durante todo el choque a sabiendas del daño que hacen en la zona. Las gernikarras atacaron la defensa por donde más daño se puede hacer en estas situaciones: con el triple desde la esquina. Pero a su vez, no lograron esquinar y romper el partido en el tercer periodo.

NAIARA, CON ESCUDO Y LANZA (76-71)
70 minutos sin descanso y restaban otros diez. El guión no estaba saliendo a la perfección. Sin embargo, las gernikarras no se vinieron abajo y sacaron coraje y garra para mantener la renta. Naiara Díez se puso el mono de trabajo y a pesar de no estar acertada en el lanzamiento, se fajó en defensa para delirio del público congregado en Maloste. Blake Dietrick, por si no tuviera suficiente trabajo parando a Simmons, fue la fuente de anotación necesaria cuando las catalanas más apretaban. El Femení Sant Adriá dio un último arreón, pero era demasiado tarde. Dos victorias en menos de 48 horas, a este equipo no hay quién le pare.

Fuente: Lointek Gernika

By | 2019-01-05T15:18:07+00:00 05/01/2019 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

1 × dos =