Victoria contundente de Lointek Gernika en Coimbra

En Halloween, el Lointek Gernika Bizkaia metió miedo. Lo hizo en Coimbra bien entrada la noche por el cambio horario. No es una fantasmada dejar prácticamente sentenciado el pase a la siguiente ronda de la EuroCup al finalizar la primera vuelta y se ha conseguido. Salvo desastre o hechizo, y con opción de luchar por el primer puesto. El triunfo ante el Olivais empezó a coger consistencia en el segundo cuarto bombardeando a triples la defensa zonal lusa y con Milic haciendo un roto en la pintura. En el tercer cuarto la diferencia creció por encima de la veintena y el Lointek tuvo paciencia para seguir circulando ante la zona local y controlar la situación.

EL LOINTEK, CON ALGUNA DUDA (15-20)
Ya desde el salto inicial se veía que no iba a ser fácil el duelo ante las portuguesas. El 2-7 de salida, pese al buenhacer de Wojta y Milic, no era para tirar las campanas al vuelo. Se cometían errores y pérdidas innecesarias y el Olivais, con defensa zonal 2-1-2, fue dándole la vuelta al marcador, 9-7. Llamó a filas Mario López, se apretó más en defensa, se salvó mejor la presión local, se demostró que el trabajo para atacar la zona estaba dando frutos y Arrojo fue encontrando las fisuras al equipo portugués y así se fraguó nuevamente una renta de 5 puntos que se daba por buena.

A TRIPLE LIMPIO (28-43)
Y todos los triples que no habían entrado en otras ocasiones sí que atravesaron el aro en este partido. A los triples del primer cuarto de Wojta se sumaron ahora los de Juana Molina-Prados y Dietrick. Volvió a reincidir Wojta y eso es lo que salvó principalmente al Lointek Gernika. Ese acierto y Milic. Gigante la pívot bosnia que incluso palmeaba un rebote ofensivo para añadir un 2+1 y establecer el 25-33 mediado el segundo asalto.

Muy buenos minutos los siguientes en los que el Lointek circulaba con paciencia, fluidez, llegaba al extra pass y seleccionaba a la perfección sus tiros. Los triples de Naiara Díez fueron para que técnicos y jugadores en formación aprendieran a atacar una zona. El 7/14 en triples en la primera mitad fue clave y el juego entre pívots hizo el resto. Se alcanzó la máxima, 26-43 (min.19) y para el descanso el +15 era un buen augurio.

SOLVENCIA (37-61)
Tenía que cambiar cosas el Olivais si no quería ver cómo se le escapaba el partido. Nuevo planteamiento: defensa individual. Sin problemas para el Lointek que veía como seguía acumulando los triples, ahora Dietrick y Ocete, y se corría en transición. Con 30-55, tiempo muerto local. Recuperó la zona el Olivais y cuando no hubo acierto lejano sí que disminuyó ligeramente la diferencia, pero sin grandes consecuencias.

EL OLIVAIS MAQUILLA (46-70)
Algo de desgaste de atacar casi 40 minutos la zona rival empezó a pasar factura al equipo gernikarra. Mario López rotó mucho y repartió minutos teniendo en cuenta que en una semana va a jugar 3 encuentros y probablemente ante Avenida se juegue el primer puesto del Grupo F el miércoles. El Olivais aprovechó para maquillar.

Fuente: Lointek Gernika

By | 2019-11-01T11:40:16+00:00 01/11/2019 |Principal/Nagusi|0 Comments

Leave A Comment

9 + dos =